EXTRAÑAS MARCAS EN EL CUERPO DE UNA MUJER

Macul, es una comuna de Chile que se encuentra ubicada en el sector centro-oriente del Gran Santiago, limitando al Norte con la comuna de Ñuñoa. Fue uno de los 5 pueblos indígenas que poblaban la comarca de Ñuñohue antes de la llegada de los españoles. En este lugar , más precisamente en la población Las Lomas, se produjo en junio pasado el suceso que ocupa este trabajo,llegado a mi conocimiento gracias a la nota periodística del señor Carlos Godoy. Asímismo , en la profunda investigación en el terreno me topé con otros hechos anómalos que expondré a continuación.

DESARROLLO Y EXPOSICION DE LOS HECHOS

Entrevista realizada el día sábado 17 de junio 2006.

- ¿Cómo comenzaron las crisis señora Jacqueline?
“Hicieron un pacto de sangre y a mi me ofrecieron como sacrificio. La idea, se supone, era volverme loca hasta matarme”.

- ¿Y Por qué?
“No lo sé, nosotros no lo sabemos, no tenemos idea.
Según el parapsicólogo, mi esposo tiene una estaca clavada en el pecho, porque empezaron a darle ataques cardíacos, estamos los dos enfermos. Empecé primero a tener trances, una, dos horas, después hablaba raro, hablaba otra lengua, otra lengua. Sentir unos dolores de cabeza terribles, y empezaba con un trance, entonces a sentir unos rasguñones que se me venían a la cara. Primero en la cara. Yo ponía las manos, cuando mi esposo decía que me aparecieron rasguñones en las manos inexplicablemente. Había testigos. Han sido los carabineros testigos. Llegó usted y se iban los Carabineros”.

“Ellos fueron testigos de que mis heridas se hacían solas, estaban aquí conmigo. Estuvieron viniendo como tres o cuatro días, todos los días, a cada rato para ver si me sucedía algo más grave para estar atentos a llevarme al hospital y más que nada para estar ellos conscientes de que no era mi esposo el que me hubiera agredido, para que no lo culparan de algo que no estaba sucediendo así y ser testigos que tampoco yo me las provocaba.
De hecho, ellos llamaron a La Cuarta, ellos lo trajeron. Los Carabineros de la 46ª Comisaría de Macul. Ellos llamaron a La Cuarta y vino el periodista se interesó en mi historia y me vio. Y delante de ellos yo sufrí una crisis, delante del periodista. Por eso el periodista de La Cuarta dice: “Somos testigos, lo vimos clarito”. Ellos fueron testigos que se empezaron a aparecer los rasguñones en el cuello”.



(Foto Carolina Reyes M. – Diario La Cuarta)


“De ahí La Cuarta se conectó con Chilevisión y ellos vinieron para acá. La niña primero habló conmigo igual como usted, sin cámara, sin nada, trajeron un parapsicólogo para que me ayudara con un tratamiento, para ir viendo qué es lo que era y sacar lo que había, por qué se había producido esto, porque hay que llegar al fondo de qué fue, cómo sucedió y por qué.
A cambio de que diera mi testimonio, me mandaron un parapsicólogo y de ese modo accedí a que ellos me vieran.
Las marcas que tengo en el cuerpo son marcas notables. Tengo marcas en las piernas, el cuello, los pies, la espalda, los brazos, el pecho…”

- ¿Los siente cuando está dormida o cuando Ud…. al otro día…?
“Estoy despierta y entro como en dolor y comienzo a gritar de dolor no más. Nada más que eso. Entro en un cansancio, en decaimiento, se me empiezan a agotar mis fuerzas porque yo siento como que me defendiera de algo y yo lo único que hago es poner las manos encima, pero… donde yo pongo las manos encima siento el dolor en otro lado, ¿me entiende? es como si yo estuviera luchando contra algo, con unas sombras con garras que yo veo que vienen hasta mi ojo…”

- Esta bien, ¿Ud. tiene la luz apagada o encendida?
“Apagada y siempre estoy acompañada, desde que está pasando esto, siempre estoy con alguien.
Entonces ellos ven cuando empiezo con mis crisis. Por eso ellos han sido más testigos que yo en lo que a mí a me ha sucedido. ¡Entiende, mi familia! Porque ellos han estado aquí conmigo orando al lado mío, pidiéndole a Dios que por favor me cuide, me proteja. Ellos han visto, se han llevado conmigo aqui… después dicen, yo quedo cansada, no puedo ni hablar”.

- ¿Cuántas veces han ocurrido estas crisis y en qué horarios aproximadamente?
“Generalmente en las noches. La primera semana fueron los días martes (6) y viernes (9 junio 2006).
De inmediato empezamos a buscar ayuda. Para que nos fueran viendo, que vinieran a urgirme en aceite cuando empezó todo esto; empezó todos los días después. Como que empezó a atacarme, como que había algo más furioso, estaba más molesto ¿Entiende? Pero era como que se debilitaba ese día, porque duraba muy poco. Me rasguñaba y se iba, era como que me atacaba alguien enojado y se iba.
La segunda semana (12-18 junio), toda esta semana atrás, de hecho fue cuando los carabineros estuvieron todos estos días aquí y ellos fueron testigos de ver las crisis cuando venían y los rasguñones que me aparecían en los brazos, el cuello, en la cara, aquí me apareció un signo, indica la cara,… atrás en la espalda tengo cruces inversas. Entonces, no son cosas que yo solamente pudiera decir, me las hice porque no me acuerdo, porque estuve en trance. No, porque hubo mucha gente conmigo en la cadena de oración, y fueron testigos”.
Era muy fuerte la lucha que había, porque se supone que yo fui ofrecida en un sacrificio y casi el 80% se supone, dijo el parapsicólogo ya esta listo, pero falta un 20% más aún por sacar y esperar que no vuelva con más fuerza, porque esto como que se reinvierte, dicen ellos. Puede ser que se detenga o que empiecen a atacarme con más fuerza”.

Decía también el diario La Cuarta, que usted veía una sombra.
“Sí, yo veo unas sombras negras como con tres garras que se me acercan a la cara, al cuerpo y yo siento como un fuego, después me siento como afiebrada más encima, con la cara roja, llena de calor. Con la parte del cuerpo que ha sido dañado es como que me estuviera quemando”, ¿entiende?

- ¿La ha visto un sacerdote católico?
“Sí. Era un diácono”.
Conversando con sus vecinos me dijeron que el diácono señor Enrique Pizarro, recibió una fuerza eléctrica que lo empujó hacia atrás cuando quiso asistirla, de igual modo una de sus vecinas.


(Foto Carolina Reyes M. – Diario La Cuarta)

Un espeluznante caso de posesión demoníaca tiene llena de cortes y al borde de la locura a una mujer de 40 años de la comuna de Macul, a quien se le aparecen sombras y tres garras invisibles que le dibujan en la piel cruces invertidas, pentáculos y hasta el número de la bestia, el 666.
Inútiles resultaron los rezos que el pastor evangélico José Careaga le llevó a Jacqueline, ya que ella rechazó con un vozarrón satánico y extraños movimientos la lectura del Libro de Isaías. "Hay algo en ella que quiere huir, pero el inmenso poder de los demonios se lo impide", dijo el predicador.
José Careaga enfrentó a la mujer y tras leerle el Evangelio de Isaías y ver cómo le aparecían nuevos cortes en el cuello -'La Cuarta' fue testigo del hecho-, aseguró que los demonios que la están atormentando provienen de un culto satánico en el que estaría participando un familiar. "Además, su alma tiene la capacidad de recibir espíritus de ángeles caídos", indicó.
"Antes de quedar a merced del demonio siento mucho calor y sueño, tras lo cual mi mente queda en blanco. Luego empiezo a sufrir mechoneos y cortes en todo el cuerpo que no los puedo frenar, ya que me los hacen desde dentro", recordó la mujer, en cuyo abdomen aún no cicatrizan los símbolos satánicos y letras que forman la palabra "muerte". (1)

- ¿Qué persona la ungió con aceite?
“Un evangélico, un cristiano. El caballero viaja por todo el país y justo ese día una amiga que es sicóloga de Derechos Humanos, lo conoce a el y venía a Chile por tres días y me lo trajo, el caballero de 88 años. Eso sí tuvo una honda impresión y no pudo continuar”. Él sugirió que me cambiara de dormitorio, que huyera a otro lugar. Estoy en esta habitación desde el jueves 15”.

- Ha vivido ¿siempre en este lugar?
“Llevo un año viviendo en este sitio, era de mi suegra.”.


-¿Dónde vivía antes?
“Yo vivía antes en Renca y allí no ocurrió nada”.

- Sabe Ud. ¿qué hubo en el lugar, en el pasado?
“Aquí vivieron los familiares de mi esposo. Mis suegros, mi esposo, sus hermanos…”

- Más atrás, más atrás ¿qué había en este lugar antes que Uds., llegarán?
“Eran parcelas”.

- ¿Solamente parcelas?
“No lo sé”.

- ¿Ha presenciado alguna vez fantasmas por aquí?
“He visto pasar sombras, hemos sentido ruidos. A veces escalofríos que dan en la espalda se siente que alguien está detrás de uno, me doy vuelta y no hay nadie. Esas cosas hemos sentido nosotros aquí. ¡Puede que haya espíritus o fenómenos que yo no conozco, no puedo explicar!”

Me señala a continuación, que su esposo, vio pasar una sombra negra un día que estaba junto a ella en el dormitorio, salieron al patio a ver, pero no había nadie.

Le pregunto si había luz y si lo podría describir, me responde que no, era de día.

- ¿En que fecha sucedió tal cosa?
“Antes de que me enfermara, dos semanas atrás” (fines de mayo)

- ¿Los niños, por qué los sacaron de la casa?
“Los sacamos por temor a que esto fuera a producirse con mayor gravedad y les pudiera afectar. Aparte de esto, mi hijo mayor fue testigo de una de mis crisis y se aferró al lado mío y no me quería soltar (tiene diez años) y lloraba diciendo: “mi mamá se va a morir” y lloraba y empezó a saltarle su corazón, demasiado rápido y nosotros nos asustamos mucho. Entonces mi cuñada lo tomó y se lo llevó. Era preferible que nosotros sufriéramos estar sin ellos a que ellos sufrieran ver a su madre como estaba. Más aún que el menor tiene un síndrome…es epiléptico, no lo podíamos dejar”.

- En esta habitación, ¿ha ocurrido algo?
“El parapsicólogo vino anteanoche, (día 15). Anoche se supone, que esperábamos que ocurriera algo porque era día viernes, pero no. Todo está tranquilo”.

El parapsicólogo empezó a verme, (Sr. Meschi) las veces que estuvieron aquí, empezaron a ver lo que yo tenía dentro, ellos sacaron conclusiones que había sido un mal, un pacto que me habían hecho de sangre, por eso me rasguñaban, porque era mi sangre la que necesitaban para hacer los sacrificios. Era súper confuso. Él va a seguir con nosotros.

La Víctima Mostrando Sus Heridas (Foto Liliana Núñez)



Parapsicólogo señor Carlos Meschi
(Foto Las Últimas Noticias)

- ¿Describieron lo que la agredió?
“La verdad me dijo que en el fondo yo sabía quien era, pero que ellos no se animaban a decirlo hasta no tener un cien por ciento de seguridad y todavía no lo estaban”.

- ¿Es cierto que lo sabe?
“No, no es cierto en un cien por ciento seguro, pero que lo presiento sí, de verdad, puedo dudar, dudas siempre las hay cuando hay personas que a Ud. la han amenazado, la han insultado o le han deseado la muerte o le han dicho yo te voy a matar. Entonces Ud. de esa persona puede esperar muchas cosas. De hecho no puedo explicármelo ¿qué envidian? No lo sé, no tengo nada que me puedan envidiar. Antes sí, pero ahora no”.

- ¿Desde cuándo tiene Ud. esta enfermedad?
“Desde hace cinco años. Tengo displasia y estoy en una silla de ruedas. Desde entonces empecé a debilitarme anímicamente, entré en depresión. Es terrible, porque no soy la mujer que era antes. Yo trabajaba, ahora soy frágil, me caía, me doblaba, mi hijo estaba recién nacido. Cinco años tiene mi hijo. Matías partió con un problema de aprendizaje, de lenguaje, a los dos años caminó, todo fue más difícil, prácticamente el cuidado lo ha llevado el papá. Entré en una depresión muy grande, el saber que no podía hacer lo que realmente tiene que hacer una mamá. Una enfermedad como la artrosis es para una persona mayor y no a mi edad con 35 años. Mi esposo se enfermo por mí, se le han presentado taquicardias”.

- ¿Su familia se ha visto afectada con este problema?
“Sí, mi esposo está muy afectado, ha bajado mucho de peso. Tiene mal aspecto su cara, él es de otra manera. Le dan taquicardias cuando está de la mano conmigo, rezando a mi lado, como si las fuerzas se la estuvieran quitando, la semana pasada fue con un paro al Hospital”.

Nelson declaró que el jueves 15, luego que se fue de la casa el parapsicólogo, en la noche después de haber pasado la crisis él se sintió un poco mejor. Pero el dia viernes 16 se levantó y estuvo decaído todo el día. Se tomó su medicamento, se acostó, trató de levantarse, se sentía mareado, el corazón le palpitaba violentamente. En la tarde llamaron al SAMU (Servicio de Atención Médico de Urgencias) y ellos declararon que él no tenía nada en el corazón, que médicamente estaba bien, que era su sistema nervioso, pues tiene depresión. En la noche salió de la casa, dio una vuelta por la calle y hoy (17) amaneció con una agilidad increíble. No pueden comprender, qué les ocurre…
Anoche el parapsicólogo les llamó por teléfono para comunicarles que estaba trabajando con ellos mediante una fotografía que se llevó con el.

- ¿Puede Ud. tocar a quien la agrede?
“No, solo me tapo la cara con las manos, siento los rasguñones y el dolor que es salvaje”.

En Su Lecho....(Foto Liliana Núñez)

- ¿Desde cuándo sintió alivio a lo que está soportando?
“Después de la visita del parapsicólogo, don Carlos. Ayer y hoy, han sido los primeros días que no ha sucedido algo”.
Nelson, acota que el jueves, viernes todo el día y hoy (hasta las 19:30 horas en que abandoné la casa) porque cuando llamé más tarde para saber por su estado de salud, me manifestó que había vuelto a tener una crisis al anochecer de cortos minutos.

- ¿Me puede describir cómo son las crisis?
Me responde el marido: “Empieza a arder la cabeza, calor, se queja, a sentir dolores cuando le estan rayando algunas partes de su cuerpo”. La señora Jacqueline dice que le indica a su esposo donde siente el malestar y él ve en la espalda como se empiezan a dibujar los rasguños, cortes.

- Nelson, cuándo Ud. ora, ¿esto se detiene?
“Empiezo a orar, orarle a Jehová” y empiezo a sentir un cansancio, como que me empiezo a debilitar y supuestamente también el espíritu maligno se debilita y después se va. Ella se relaja, igual que yo, y queda cansada; es como si perdiera la fuerza, también la tranquilidad”

Nelson, le pregunté a su esposa, si recordaba ¿que había en este terreno antes que llegaran sus padres?
Parcelas, todo esto eran viñas. Aquí estaba la viña Magdaleno. Los propietarios eran los curas. Esto era un fundo, en el año 1940, 1945.
Después el año 1956 empezaron a construir el camino que antes era de tierra, Departamental y Macul. Empezaron a hacer lotes, a hacer calles y la gente comenzó a comprar, a poblarse. Luego hasta el año 1970, existieron las viñas de Vespucio hacia arriba, donde están ubicadas las poblaciones San Luis de Macul, villa El Cobre, no estaba la avenida Américo Vespucio. Esta avenida fue construida el año 1972 aproximadamente. Del año 1970 para atrás, esto eran solamente viñas, estaba conjuntamente con la viña Cousiño-Macul que está en Quilin. Después la viña Magdaleno, los últimos vinos que sacaron por el año 1978.
Donde hoy está el restaurante (lleva cuatro año en la zona), antes fue un hoyo, un pozo de áridos, de donde sacaban material como arena y ripio.
El dueño de casa, me relata que para fines de 1973 siendo él un niño vio muchos muertos en las calle, (fueron días con un alto grado de polarización política y rompimiento de la democracia)
Hubo pérdidas de vidas humanas y víctimas de ambos lados, él señala que supuestamente fueron a enterrar a muchos cuerpos en aquel lugar. Otros vecinos del sector concordaron y relataron igual cosa de lo que vivieron y presenciaron en aquellos días…

Sigue relatando Nelson. “Cuando yo tenía diez años, en el pilar de la casa pusieron una vela y al otro lado dos, porque supuestamente hicieron un mal contra la casa. Era una casa grande antigua”. Mis padres veían pasar un pájaro negro y mi madre decía: “martes hoy, martes mañana, martes toda la semana”, yo tenía dos años, mi mamá se ponía a rezar porque entonces había gente mala.

El matrimonio, vivía antes en Puente Alto, en Pirque, arriba el año 2001, a pleno campo. Me contaron que entonces los perros lloraban”.

- ¿Por qué lloraban los perros?
“Porque andaban malos espíritus en el aire. La señora Jacqueline me dice que en su casa de Pirque nunca, nunca, ocurrió lo que acá en Las Lomas de Macul”.

- ¿Cómo era este lugar en el pasado?
“En este lugar ocurrían cosas raras”.

Descríbame por favor ¿qué eran esas cosas raras?
“Me contaba mi madre, ya fallecida, que sentían correr de caballos en la noche, mi cuñada también los sentía, gente que caminaba arrastrando cadenas”.

- Su mamá le contó alguna vez de ¿apariciones de duendes en esta casa?
“Sí. De duendes sí, en esta casa. Una sombra me siguió a mí y un pájaro negro picoteaba la plancha de zinc en el techo”.

- Sus padres ¿lo veían? ¿Era de día?
“Sí, ellos lo vieron pero era de noche. Un día nublado de invierno en la noche, mi mamá estaba haciendo fuego en el patio para hervir las sábanas en un tambor, de pronto se paró un pájaro negro en la muralla”.

- ¿Semejante a qué?
“Como los tue-tue. Y daban vueltas alrededor de ella. Ella trataba de ahuyentarlo”.
La madre llamaba a sus hermanos para ayudarle y le arrojaron sal, no volvieron a verlo nunca más. Mi mamá llegó aquí el año 1960, mi papá habia comprado este sitio el año 1958 para plantar verduras”.

Las palabras finales de Nelson y la señora Jacqueline son para dar a conocer su historia para ayudar a otras personas, ponen su caso a disposición de estudiosos de la parapsicología y sacerdotes para que les ayuden a solucionar su problema y para que la tranquilidad regrese a su hogar y poder estar juntos todos otra vez.

Primer Plano de las Marcas (Foto Liliana Núñez)

En la Comisaría 46ª de la comuna, quedó presentada la denuncia acerca de este suceso. Lleva el número 721 de fecha 14 de junio de este año. Los carabineros de la dotación sargento primero Barrientos y la carabinero Elizabeth Caullán fueron testigos presenciales junto al periodista señor Carlos Godoy de uno de sus trances. La carabinero me contaba que vio como la dueña de casa se retorcía en la cama, que había visto como le aparecían cortes en el costado de su cuerpo, le costaba creerlo y que su familia no le creía.

SABADO, 18 JUNIO
El médico especialista que trata a don Nelson Zamora le dijo que tenía depresión. Por lo que debe tomar dos medicamentos para poder dormir por la noche.

- Le pregunto si durmió bien en la noche.
“Me responde que no muy bien porque despertó a las seis de la mañana con el corazón oprimido y acelerado, como un ahogo como si le costara respirar. Esta muy preocupado por lo que ocurre en su casa”.
Nelson me cuenta que luego que yo deje la casa, (19:30) su esposa sufrió una nueva crisis, más corta, con rasguños en la frente, tres 666 y en el pecho un nuevo corte.

20 DE JUNIO
- Señora Jacqueline ¿La ha visto un médico siquiatra?
“Sí. Me dice que sufro una depresión y que lo que me ocurre ahora no tiene nada que ver con los últimos acontecimientos, igualmente la sicóloga dice que tendría que estar muy enferma para atentar contra mí misma”. Se atiende en el consultorio de su barrio con ambos profesionales.

- ¿Ha sentido zumbidos en su casa?
“Sí, ayer, antes del temblor sentí uno”.
La dueña de casa ha sufrido al menos cinco crisis pero no recuerda nada de lo ocurrido.

JUEVES, 22 JUNIO
Nelson, me dice que hoy la llevaron al Hospital Siquiátrico. El médico señaló que su señora tiene una descompensación, que no tiene las ideas claras por todos los medicamentos y lo que esta ocurriendo en estos momentos. No la dejaron hospitalizada porque no le corresponde estar en ese lugar, ella no está loca, sólo tiene una depresión que debe ser tratada en el Hospital del Salvador.

MARTES, 27
La dueña de casa fue tratada con el parapsicólogo y tras sesiones de exorcismo ha mejorado ostensiblemente. Su esposo teme por su vida, no por la suya. Anoche sufrió otra crisis y tiene una nueva marca en la cara

MIERCOLES, 28
El dueño de casa me cuenta que en la mañana de ayer tuvo otra crisis de un par de minutos, aparecieron nuevos cortes en el estómago y espalda.
A las 16:30 sobre el techo del dormitorio de los niños sintió pisadas pesadas caminar. No sabe a qué atribuirlas.
A las 18:00 horas su mujer vio una sombra de hombre con sombrero y terno, pelo negro. La mujer piensa que podría ser su padre. Estaba sentado a los pies de su cama en la silla, le vio unas largas uñas en las manos, dijo también que había visto como esta sombra trataba de tocar a Nelson que entraba en ese momento en la habitación. Para que se fuera, la mujer se puso a leer el Salmo 96.


OTROS SUCESOS EN EL SECTOR

Lorena y su madre viven a una cuadra de la familia Zamora-Salas. He aquí su testimonio:

LORENA

Lorena, ¿qué ha visto Ud., aquí en su casa?
“Me asomé a la ventana del patio y vi pasar a un niño con la tez muy blanca, ojos y rostro muy resplandeciente, pestañas muy lindas, se le veía hasta la mitad del pecho, llevaba una camisa celeste. El patio no tenía entonces la iluminación que hoy llega desde la calle, estaba muy oscuro. Ocurrió esto a las tres y media de la madrugada, tres años atrás”.

En otra ocasión al despertar, a los pies de su cama vio un hombre mayor, era una sombra negra. En cosa de segundos desapareció.

Dibujo Realizado Por Lorena (Archivo Liliana Núñez )

“Hace un año atrás, un día de verano a las tres y media de la tarde, dormía boca abajo cuando fui despertada por una fuerte cachetada en la cara”. Salió huyendo al dormitorio de su madre. Por la misma fecha la luz del pasillo se prendía y apagaba. Eran las siete de la tarde, y la perilla de la puerta de la cocina giraba sin tocarla, normalmente cuesta abrirla. Estaban junto a ella, su madre, su cuñado y su hijo.
“En otra oportunidad sentí un olor muy desagradable por cortos minutos solamente en mi dormitorio”.
Lorena, una noche despertó a las tres y media de la mañana por el estertor de una persona, como que estaba luchando por su vida, ahogándose…
Decía la señora María, madre de Lorena, que ella es incrédula de tales fenómenos pero que otro día estando sola en el living de su casa, la luz del pasillo se prendía y apagaba sin intervención de persona alguna durante varios minutos.
Los hechos narrados me hicieron pensar en los titulares divulgados en El Mercurio de Antofagasta el 4 mayo 2003: “Los espectros rondan en el hogar de una familia antofagastina residente en la población Matta”.

En este caso la familia Osses Carrasco fue la afectada, ven como las luces de su casa se apagan y prenden solas sin accionar humano, fantasmas de seres negros envueltos por humo negro además de la bofetada en la cara…y de acuerdo al decir de los vecinos consultados serían almas de algunos de los caídos durante el año 1973 como lo ocurrido con la familia Zamora Salas a fines de junio.

CASA EMBRUJADA
Un hombre joven, repartidor de gas, tenía dos hijos y los mandaba a dejar sus juguetes en orden para el otro día y en la noche cuando se levantaba a ver a sus hijos si estaban bien, encontraba los juguetes desparramados por toda la casa. Esto ocurrió en muchas oportunidades hasta que tuvo que abandonarla para tranquilidad de su familia.
Anteriormente, dicen los vecinos, en la casa vivieron dos mujeres que sacaban la suerte y que se dedicaban a hacer el mal. Los vecinos piensan que eran brujas y por eso la casa quedó con malas vibraciones. Hoy en la casa vive otra familia y los vecinos señalaron que son parcos en palabras y no se relacionan con ellos.

Indagando en calles aledañas por otros testimonios encontré un vecino que paseaba por el lugar a seis cuadras de su hogar. Don José es un hombre de edad que se detuvo gentilmente y respondió mis preguntas. Me dijo que cuando era joven aproximadamente en 1960 vivió junto a su madre en la localidad de Yungay, provincia de Nuble, octava región. Señaló que en esos años él tuvo en sus manos doscientos pesos, como era mucho dinero para entonces y muy desconfiado porque se lo podían robar, los guardó bajo la almohada de su cama. En la noche un repentino calor lo despertó como una llamarada que se acercó a su cama, se aterrorizó y se tapó con las sábanas hasta el otro día… cuando fue a buscar su dinero al otro día este había desaparecido.
Su madre en ese entonces arrendaba una pieza de su casa a tres mujeres, me señaló que eran muy raras… días después al salir encontró botado a la salida de su casa al lado del portón de salida uno de los billetes de los que se esfumaron de su cama… dice finalmente que él piensa que en esa pieza vivieron tres brujas que con el tiempo abandonaron la casa.

MATERIAL FOLKLORICO

El escritor Julio Vicuña Cifuentes, nos señala en su magnífico trabajo “Mitos y Supersticiones recogidos de la tradición oral chilena” lo siguiente acerca de Los Espirituados:
He aquí lo que dice de ellos la tradición chilena. En primer lugar, no son como pudiera creerse, individuos perversos los que el Diablo busca para que le alberguen. A éstos ya los tiene él de su cuenta, por haberle buscado ellos mismos. Lo que necesita atraerse o mortificar, según como los halle dispuestos para recibirle, son personas de grandes y excepcionales virtudes, estimadas universalmente por ellas. Una sola de estas conquistas le importa a él más que la de una legión de prosélitos reclutada entre gente de poco más o menos; porque no sólo le da la posesión de un alma difícil de ganarse, sino la de todas las que la siguen y la han tomado por modelo.
Pero no es tarea fácil apoderarse de tan raro tipo de selección. Esto bien lo sabe el Diablo; por lo que su primer cuidado es buscarle el lado flaco, que, como humano y pecador, no dejará de tenerlo. El más común en esta clase de individuos, es el orgullo de la propia virtud, la vanidad de creerse santos, disimulada apenas bajo una capa transparente de falsa humildad. Por ese lado los ataca el Diablo, hasta que consigue practicar la brecha por donde se les cuela dentro. Este ese el fin de la lucha, o el comienzo de una nueva y postrera batalla. El individuo, convertido ya en espirituado, no puede valerse por sí mismo, pues es un mero instrumento del Diablo, que le hace cometer las mayores bellaquerías, en especial aquellas que más desdicen de su antiguo carácter; de tal manera, que si la persona fue señaladamente de genio apacible, se cambia en iracunda; si humilde en soberbia; si honesta, en libidinosa.
La victoria del Diablo parece entonces segura, y sin duda lo es, si el espirituado está solo y no tiene quien le valga; pero esto ocurre raras veces, pues nunca faltan al más desamparado, un pariente o un amigo que miren por él y se pongan de acuerdo con algún sacerdote que toma sobre sí la tarea pesadísima de exorcizar al espirituado, vigilando minuciosamente cada uno de sus actos, hasta arrancarle de las entrañas tan peligroso huésped. Porque no se crea que el demonio consiente en abandonar sin lucha la posición ventajosa que ha sabido ganarse: si la presa es de cuentas, se abroquela en ella y la defiende con todas las artes que le sugiere su diabólico ingenio; y si al fin la abandona, no es antes de haber agotado todos los medios de ataque y resistencia que están a su alcance. En la prolongación indefinida de esta lucha se cifran, precisamente sus mejores expectativas de éxito, porque si el poseso muere en el interin la victoria del Diablo es inevitable.
Los sacerdotes operan en estos casos recitando alguno de los exorcismos llamados extraordinarios, que son los que la Iglesia aconseja para libertar a las personas poseídas del Demonio; pero el instrumento de mayor eficacia para estos achaques, es el cordón de San Francisco, con que el exorcista castiga furiosamente al espirituado, convencido está de que los azotes no le duelen a él, aunque en su cuerpo lo recibe, sino al Diablo, que es contra quien va dirigidos. De menudear con fervor los exorcismos y los cordonazos, depende el buen éxito de la empresa.

El relato de un caso más o menos curioso, de tres que presenta en su libro, complementará esta breve noticia sobre los espirituados.
a) En una hacienda de la provincia de Talca, residía la viuda de un rico propietario, señora virtuosísima que era la providencia de los menesterosos de toda esa región. Con piadoso espíritu, edificó una iglesia en una aldea que no tenía ninguna, y fueron tantas las alabanzas que religiosos y seglares le tributaron por esta buena obra, que se envaneció con ella, dando así ocasión a que el Demonio, que estaba en acecho, se le entrara en el cuerpo alegremente por la puerta que le abría su propia vanidad. No hay qué decir que el Diablo encendió en ella las hogueras de los siete pecados capitales; basta con saber que a los pocos días, la que había sido por muchos años el dechado de todas las virtudes, se convirtió en escándalo y azote de aquella pacífica comarca. En diversas ocasiones fueron a exorcizarla varios sacerdotes jóvenes, por creer, los que los llevaron, que tendrían más energía que los viejos para echar fuera el maligno huésped; pero luego corrió la voz de que el Diablo se burlaba de ellos en forma muy peligrosa, pues les echaba en cara sucesos poco edificantes de su vida privada; lo que hizo que disminuyera notablemente el número de los exorcistas. Al fin, un anciano religioso de San Francisco, esgrimiendo bravamente el cordón que llevaba al cinto, arrojó al Diablo de su efímero albergue, y la buena señora, sana ya de su cuerpo y alma, pero avergonzada del suceso, fue a refugiarse en un claustro, donde acabó tranquilamente sus días (Curepto). (2)

Otros acontecimientos en nuestro país acerca de posesiones por el Demonio. La más antigua en el tiempo, es la mujer endemoniada de Santiago entre julio-agosto de 1857.
Sufría ataques que no se podían explicar, caía al suelo de repente con convulsiones exageradas, se retorcía, se golpeaba, se despedazaba su cuerpo sin sentir dolor. Tenía una fuerza extraordinaria y profería palabras obscenas hasta contra Dios. Hablaba en tercera persona, como si un “yo” ajeno habitara en ella. Las cruces religiosas y las reliquias de santos la hacían tambalear y se quejaba terriblemente cuando le rezaban cosas sagradas. Permanecía en un estado similar al trance, como drogada. Volvía en sí cuando un sacerdote lograba sostener el evangelio de San Juan cerca de su almohada y en esos períodos de lucidez y normalidad pronosticaba con aterradora exactitud el día y la hora del próximo ataque.
Se trataba de una mujer de apenas 18 años, llamada Carmen Marín. Muchos sacerdotes la exorcizaron. Algunos médicos reticentes dijeron que se trataba de una enfermedad nerviosa exagerada. El común de la gente estaba convencido de que se trataba de un milagro. ¡Extraño milagro! En suma, de las nueve personas que examinaron oficialmente el caso, dos –un sacerdote y un médico- concluyeron que se trataba de un endemoniamiento. Tres médicos se abstuvieron de dictaminar considerando que no era posible explicarlo ni clasificarlo “según el estado actual de las ciencias naturales”, el resto consideró que se trataba de una enfermedad sicológica y nada más.
Al fin la enferma sanó, y pronto el caso se olvidó. Sin embargo las opiniones permanecieron férreamente divididas.
El caso de la endemoniada, cuenta el médico psiquiatra y parapsicólogo chileno señor Brennio Onetto Bachler (1924-1998) no convenció a los siquiatras de un poder demoníaco, extrahumano, sino que sirvió de confirmación a lo que es capaz de realizar a veces la actividad enferma del cerebro.
El doctor Brennio Onetto no tiene opiniones tibias frente a estos hechos, es categórico y definitivo al afirmar que: “El estudio honrado y sostenido de la naturaleza biológica y mental del individuo es el único y verdadero “exorcismo” que puede librar de toda tentación de caer en malos espíritus, de todo mal y de toda ignorancia” (3)

La revista VEA señalaba tres opiniones valederas acerca del exorcismo en nuestro país y su realidad demoníaca en marzo de 1974.
Monseñor Ramón Munita, delegado del Arzobispo de Santiago para la Pastoral Hospitalaria creador de la “Obra Meaux” respondió:
-“Si una persona está poseída por el demonio, se ora por ella conforme a las reglas del Ritual Romano; pero no todo es fácil. Es necesario que el caso, previa investigación, sea fehacientemente comprobado. Para practicar el exorcismo es necesaria la autorización del Cardenal o del Señor Obispo. Lo cierto es que la Iglesia chilena es muy cauta, muy severa de posesiones demoníacas como en milagros. Esta actitud, por cierto, es efectiva en todos los países. En la misma gruta de Lourdes, en Francia, existe un libro de constataciones para verificar, más tarde, la veracidad de los milagros.

-¿Usted monseñor, exorcizó o tuvo conocimiento de un hecho parecido?
En mis treinta años al servicio de la Iglesia en Santiago jamás participé en un exorcismo entre humanos. En lo qué sí actué fue en exorcismos de la agricultura. Después vi por mis propios ojos como habían sucumbido millones de pilmes y cuncunillas que atacaban los sembrados en la provincia de Colchagua.

Tomás González, profesor de Filosofía de la Universidad Católica:
-Para la Iglesia, contrariamente a lo que se sostuvo hace algún tiempo, Satanás no ha muerto. Hoy se piensa en él como la presencia de un ser vivo, real, como la personificación del espíritu del mal. Recientemente, el Concilio Vaticano dio una concepción más bíblica, menos folklórica del demonio. Pero no adjuró de la idea de que Satanás existe. Le quitó más bien los cuernos, la cola, el tridente y el olor a azufre, para hablar del “espíritu del mal”
“El infierno, de esta manera, dejó de ser un lugar para convertirse en un estado de negación”

Para Bernardo Valenzuela, director del Museo de Arte Popular Americano que funciona en el cerro Santa Lucía, profesor del Departamento de Antropología de la Sede Oriente de la Universidad de Chile y ahora educador de Etnografía Americana de la Universidad Austral de Valdivia, el exorcismo “está basado en la brujería y constituye una especie de contra para expulsar los espíritus malignos”. Es una acción de tipo ritual y por eso es solemne.
-En las razas primitivas –continúa- el exorcizador es el chamán, el curandero, el hechicero o machi, como se le llama en la Araucanía.
El investigador, que por razones de su especialidad se adentró en varias oportunidades en casi todas las selvas de América (fue poseedor de unas de las escasas cabezas auténticas reducidas por los jíbaros), describe tres características básicas de exorcismo:
- Por la palabra, es decir, a través de conjuras, ensalmos u oraciones:
Romero bendito
es Dios consagrado
que entre lo bueno
que salga lo malo
“Otra práctica se basa en las flagelaciones corporales. Antiguamente, en el campo, como lo describen algunos escritores, el sacerdote de la religión católica usaba el cordón de San Francisco para expulsar el demonio de la víctima espirituada.
“Finalmente la salvación es lograda a través de penitencias del afectado, todas ellas de notable rigor y crueldad.
En Chile, los lugareños y buena parte de la gente modesta de las ciudades, siguen creyendo a pie juntillas en el exorcismo laico que suelen ejecutar “meicas”, clarividentes y mentalistas. Las primeras santiguan –con buen resultado aparente- contra males de ojo, casas cargadas y otros maleficios. Las otras contra toda clase de desventuras mundanas. (4)

A propósito de caballos fantasmas, el investigador y periodista señor Osvaldo Muray, contó que uno de los habitantes del cerro cercano de la comuna de Conchali sintió el galope de caballos fantasmas. Dejemos que él nos cuente lo que pasó acerca de los “cazadores volantes”

Una semana después, con mi familia fuimos a una excursión al cerro más cercano. Allí hablamos con el cuidador de un terreno. El hombre dijo: “No hemos visto nunca nada, pero ahora que usted lo menciona, una noche el caballo comenzó a relinchar desesperado. Salí de mi casa, (vive en pleno cerro, en medio de una abismante soledad) con un arma pensando que andaban ladrones, pero no había nadie. El caballo miraba hacia la cumbre, pero la oscuridad era total; no se veía nada. El animal estaba aterrado. Hasta que no soportó más su miedo y con un esfuerzo tremendo cortó la cuerda y arrancó.
“Noches después, volvió a sentirse asustado, pero escapó hacia abajo de nuevo, aunque ahora lo dejaba sin amarra para que no se hiciera daño. Yo no he visto nunca nada anormal, aunque esto del caballo y sus preguntas me están dando mucho que pensar”.
En el borde mismo del cerro hay una pequeña y hermosa casita de madera. Una señora joven lava ropa en una artesa. Dice que vive alli dos años. Su esposo nació en el lugar durante más de 40 años al borde del cerro. Al casarse, vino a vivir allí y por las noches no podía conciliar el sueño porque aquí “penan mucho”. Las “penaduras” consisten en el paso nocturno de enormes tropeles de animales a toda velocidad. Lo curioso es que todo el lugar está cercado con alambres de púas, y en las alturas pasta una que otra res, pero nunca un tropel. (5)

Tal vez no estemos tan alejados de esos tiempos aparentemente mitológicos si hemos de dar crédito al reporte de un geólogo publicado el 17 de mayo de 1957 en La Razón:
"Desde la zona del lago Viedma en la precordillera llega una información que es motivo de naturales y vivos comentarios entre los pobladores de la región. De acuerdo con una carta cursada a un amigo de esta ciudad (Puerto Santa Cruz) por un geógrafo Perry Cook que recorre aquellos lugares estudiando las estribaciones del cordón andino se ha enfrentado en las orillas del lago Viedma con una extraña y desconcertante aparición. Como Usted sabe estoy ocupado cerca de la punta del lago, teniendo ante mi vista la deslumbrante catedral del Fitz Roy con sus agudas agujas góticas y su blancura de plata. Antes estuve en el valle Camiseta y recogí una experiencia que me era inédita. Resulta que una noche oi como gritos humanos a poca distancia. Salí de mi carpa con el rifle a ver que pasaba y no encontré nada. Pero si tuve novedades al regreso, los zorros se habían valido de una estratagema para hacerme salir del rancho y alzarse con mis provisiones. Volviendo al tema, estimado amigo, en la noche del 10 del corriente a eso de la medianoche oi un largo y vigoroso galope en las cercanías. Eran cascos que pisaban en la fina arena de la orilla de las aguas. Pensé que quizás se tratara de algún ganadero vecino, aunque no es frecuente andar a caballo a esa hora por estos lugares. Me asomé y entonces tuve una impresión extraña, se trataba de un caballo negro, de enorme alzada, en su altura era anormal y echaba al aire larguísimas crines mientras su cola también era sacudida por el viento de su impresionante galope. Cuando el fantasmagórico potrillo enfrentó mi carpa a 50 metros del lago, torció bruscamente el rumbo, se internó en las aguas y desapareció en la oscuridad de la noche, aunque por varios segundos siguió oyéndose un galope de sonoridad alucinante. Créame estimado amigo que no había bebido ni una gota de whisky, estaba totalmente despejado y tranquilo. No había leido ningún cuento de fantasmas en los últimos tiempos ni escuchado relatos de aparecidos en los pueblos que llevo cruzado en este itinerario científico que emprendí por mi cuenta atendiendo mi vocación y los requerimientos de instituciones geológicas del Viejo Mundo. Puede Usted pensar en una alucinación, en una suerte de espejismo psíquico pero le tengo reservada una sorpresa. En la noche del 13 a la misma hora 23:55 volvió a repetirse el galope y volvió a aparecer el fabuloso caballo que recorre las orillas del lago y se hunde en él, como la concepción más extraña y sobrecogedora de un cuento de Edgar Alan Poe." (6)

FENOMENOLOGIA COMPARADA

Hace ocho años que la desdichada Elba Aravena Mora de 32 años, soltera, domiciliada en calle Maitén de Casas Viejas, es víctima de un ente maligno, llamado por ella, parientes y vecinos, “El pájaro”. La ex ovillera de la industria Comandari, desde esa misma fecha yace postrada en cama, dañada por una horrible artritis deformante que le tiene inmovilizadas las piernas, enfermedad que se le extendió a ambos brazos y manos.

“EL PAJARO MALDITO”

Foto Gentileza Revista VEA

Elba Aravena empezó a sentir extraños dolores a principios de 1965, una noche fue visitada por un extraño ser sobrenatural (jamás le vio el rostro) que primero le tocó las piernas, la pellizcó y enseguida le dio unos bofetones en la cara. A los gritos de la joven acudió su madre, Osmenia Mora, quién creyó primero que se habían perturbado las facultades mentales de su hija. Cambió de opinión, sin embargo, cuando fijándose en las mejillas de la joven advirtió que se hundían al contacto con una mano invisible o un objeto.
Ese fue el comienzo del misterio que persiste hasta ahora aunque en menor magnitud, porque el extraño ser, primero odiado por Elba y ahora casi echado de menos, varió en su conducta. De los golpes, pinchazos y bofetones pasó a las caricias o bromas casi al mismo tiempo que la víctima dejaba de ser asistida por su conviviente, Ignacio Pineda, quien actualmente comparte el mismo techo con la familia de Elba.
-Llega silbando como un ave o un pájaro; camina como un hombre que tiene los pies con calcetines. Después me pone su mano helada en la cara y me silba al oído –declaró Elba Aravena a periodistas de VEA.

Foto Gentileza Revista VEA

-Me hace burla, siempre silbando, me dice vieja Osmenia y viejo Basilio a mi marido –agregó por su parte Osmenia Mora.
Vecinas que acudieron a acompañar por toda la noche a la joven abandonaron la casa aterrorizadas. Una que le hizo la señal de la cruz con un crucifijo debió desistir de su empeño porque el duende la golpeó. Una tercera que encendió velas, observó en medio de sus oraciones que desde lo alto un ser invisible las apagaba.
-“En un comienzo me abofeteó, me pinchó con alfileres, me corría la ropa de cama. En otra ocasión vomité unas cosas parecidas a sapos; pero ahora estoy mejor. A veces me da mucha rabia y reto a medio mundo. Asi me siento más descansada –declaró más adelante la víctima del extraño maleficio”.
VEA habló con algunos testigos del extraño caso. Gabriela Miranda domiciliada en la misma calle El Maitén sostuvo:
-Todo es verdad, aunque alguna gente no crea. Yo he sentido a “El Pájaro” cuando llega silbando y se burla de doña Osmenia y de don Basilio.
El año pasado se fue a la pieza donde duermen dos hermanos de la Elbita y también los tomó para la broma. Al principio hacía mucho daño. El es el autor de la enfermedad de esta pobre niña que ahora se siente mejor porque viene más a lo lejos.
Bernardo Trujillo, que vive en la calle Los Álamos, a unas diez cuadras de El Maitén, sostuvo:
-Estuve varias veces en la casa de don Basilio (por Basilio Aravena, padre político de Elba) A mí nadie me viene a decir que esto es mentira, porque me di perfecta cuenta como alguien caminaba por el entretecho una noche que estuve allí. Como me enseñaron cuando chico, recé algunas oraciones para el caso. No es verdad como comenta la gente que el duende me dio unos palmetazos. ¿Para qué voy a decir una cosa por otra?
Para la atribulada jefa de hogar el caso que afecta a su hija regalona no tiene explicación, al menos en lo terrenal. Para el atónito vecindario del sector, “El Pájaro” es un ente maléfico cada vez más temido, porque habría aparecido en otras viviendas de Casas Viejas, aunque hasta ahora no existe un testimonio más valedero que lo ocurrido en la calle El Maitén.
A pesar de lo mucho que invirtió la familia para deshacerse del ser llamado “El Pájaro Maldito” no lograron que se fuera. En opinión de sus vecinos, se enamoro de Elba y la está deformando lentamente para llevársela con él a su mundo de tinieblas. (7)

Esto recuerda el caso de la comuna La Cisterna, en la calle Abel González octubre 2000 en Santiago. La dueña de casa, amanecía con claras señales de haber sido abusada sexualmente, la cara, un dolor indescriptible en sus pechos como si la hubieran golpeado, hinchados los labios, igualmente aparecían al otro día varias cosas desordenadas por la vivienda como lo ocurrido en la casa embrujada de Macul a cuadra y media de la casa de la familia Zamora Salas; calor como si encendieran la calefacción al igual como ocurrió con la dueña de casa que investigamos y don José Peña de Yungay. De igual modo el marido de la profesora señora Juana Valdebenito Díaz, quedó descartado de los abusos, pues tenía un daño encefálico producto de un derrame cerebral, eso le impedía tener cualquier coordinación en especial en materia sexual. El señor Segundo Vega Soto, en esa oportunidad sufrió algunos arañazos. (8)
Hubo similitud entre el suceso de Casas Viejas y el de Macul, a ambas perceptoras les dieron un bofetón en la cara, así también las pisadas en el entretecho de Aravena (junio 1973) y las pisadas en la casa de la familia Zamora (junio 2006).


FENÓMENOS ANÓMALOS

“En las riberas del BioBio ha sido descubierta la guarida de un reptil de enormes dimensiones a cuya vista huyen espantadas las personas que han podido observarla.
Reproducimos a continuación lo que un colega del sur ha podido observar.
“En la ribera izquierda del BioBio frente a la pequeña población de Santa Bárbara, ha hecho su aparición un extraño monstruo que hasta hoi no se ha podido definir a que especie pertenece, si es un reptil u otro animal semejante i que tiene mui alarmados a los vecinos del lugar. La guarida la tiene en una inaccesible barranca del río que da por el fondo al agua i muy prolongada de oriente a poniente. Por este motivo se hace imposible todo acercamiento a la cueva donde habita este raro animal, sólo se lo divisa desde lejos cuando por las tardes i mañana sale hacer su provisión de comida.
Sobre todo la población de Santa Bárbara se le ve salir i trepar la barranca hacia la cima de donde se dirije a una viña a que está cebado.
Una especie de lagarto o culebra enormemente grueso, de tres metros de largo, de un color gris claro i de una piel que relumbra a los rayos del sol, han podido distinguir los que observan. La huella o rastro que deja en tierra es de cerca de un metro de ancho i lo mismo que deja una serpiente al arrastrarse” (9)

Durante el verano de 1969 se publicó un artículo en un diario de la capital que decía: “Parece que una de las bocas del Infierno está en Conchali, en las afueras de la Población Martin Luther King, que se levanta en los terrenos en que estaba el fundo El Cortijo. Por lo menos los vecinos, muy alarmados, han comprobado que a dos cuadras de la población sale fuego y humo de la tierra, sin que, hasta ahora, haya nada que explique el fenómeno. Son más de dos mil viviendas las que ocupan ahora los terrenos que una vez fueron plantaciones de viñedos y hortalizas. Y todos sus habitantes, aterrorizados comentan “las iras del demonio” expresadas mediante llamaradas súbitas y grandes humaredas que de noche, al ser iluminadas por el fuego, aparecen rojas y atemorizantes.

Ante mi consulta acerca de la ubicación de la población Martín Luther King, me explicaba ayer tarde don Osvaldo Muray, “El suceso fue reporteado por el jefe de crónica del diario La Tercera de la Hora porque la gente de la viña El Cortijo llamó. La viña rodeaba a las poblaciones, hay varias en este lugar. Independencia hacia el este se llama Juanita Aguirre, hacia el oeste Presidente Ibáñez y detrás de ellas está la población El Cortijo, la única que conserva el nombre de cómo se llamaba la viña”. (10)

En otro suceso registrado por la prensa de la época en la comuna de Valparaíso dimos con la versión entregada por un grupo de alumnos de la Escuela Básica “Manuel Baquedano”, ubicada en la calle Diego Portales número 20, que aseguraban ver duendes de distintos colores merodeando por entre matorrales y árboles del predio situado a un costado del establecimiento educacional.
Los gnomos de colores negro, blanco y verde, con expresiones siniestras y no más de 30 centímetros de estatura cuentan aparentemente con un jefe, de acuerdo a lo dicho a “Las Últimas Noticias” por los niños, quienes entregaron una detallada descripción de sus características.
Miguel Ángel Fuentes Silva de 13 años, alumno del octavo básico de la Escuela “Arturo Echazarreta Larraín”, quien dice haber visto a los duendes, dijo a nuestro diario que el que los manda es muy viejo y negro y muy malhumorado.
“El duende cuando detecta nuestra presencia nos tira piedras y emite gritos extraños. Trata de no ser visto y nos hace gestos para que nos retiremos del lugar”, afirmó el niño.
Otra versión en torno a estos gnomos fue proporcionada por Felipe Guerrero Silva, de 12 años, alumno de la Escuela “Manuel Bravo Reyes”, quien afirmó que aparte del viejo feo y negro y de cara arrugada, han visto a otros que visten túnicas de color rojo, blanco y verde. De ellos el más amistoso es el que lleva ropa blanca, ya que llama a los niños más chicos. (11)

Cuatro días después el mismo medio periodístico informó que serían aves rapaces que emigraron a la zona por culpa de la sequía, según versiones entregadas a Carabineros. En el predio ubicado a un costado del colegio se detectó la presencia nocturna de una especie de aves desconocida en la zona y que generalmente habita en áreas húmedas por la sequía que afecta a gran parte del país habría motivado su migración hacia la V región, a Casablanca.
Las aves miden 20 a 25 cms, tienen feo aspecto y efectúan vuelos cortos y a muy baja altura, buscando alimentos. Ellas habrían originado la creencia de que esta comuna era invadida por gnomos o duendes, lo que motivó gran expectación en la comunidad de la zona. (12)
Para terminar y en busca de nuevos testimonios mi vecina ante la pregunta si conocía algún dato en la viña Cousiño Macul, me dijo que el sacerdote de la comunidad de un acomodado condominio cercano a la calle Tobalaba le daba mucho quehacer por la bendición de las casas, no porque sean recién entregadas como es la costumbre hacerlo, sino por combustiones espontáneas, desaparecimiento de objetos y vueltos a aparecer, ruidos extraños como arrastre de cadenas, suicidios, y aparición de fantasmas.

Otras investigaciones de fenómenos anómalos se pueden ver en nuestra página web en las siguientes referencias:

13. Gárgola de color rojo en Santiago.

14. Hombres pájaros sobrevuelan la población “Juanita Aguirre”.

15. Sexta Región (Chile): Una Crónica de Matanzas Inexplicadas de Animales.

16. Ojos Rojos. ¿El Diablo anda suelto en la Sexta Región?

COMENTARIOS

Fuerte indicio documental de que en las zonas de viñas, hay cierta propensión a que se verifiquen fenómenos anómalos.
En un período de tiempo no determinado se han registrado extraños fenómenos en las siguientes viñas:

1969 Viña El Cortijo, población Martín Luther King, Santiago
1973 Viña Concha y Toro. Casas Viejas, región metropolitana
1994 Viña El Cortijo, población Juanita Aguirre, Santiago

2000 Viña Cousiño Macul en Santiago
2001 Viña Magdaleno, población Las Lomas de Macul, Santiago
2003 Viña Magdaleno, población Las Lomas de Macul, Santiago
2006 Viña Cousiño Macul, enero-marzo, Santiago
2006 Fundo Santa Cecilia, Puquillay Bajo, Nancagua, VI región
2006 Viña Magdaleno, población Las Lomas de Macul, Santiago

Fuerzas malignas que acechan a los pobladores, apariciones de fantasmas, pesadas pisadas en los techos y entretechos, arrastre de cadenas, fenómenos cercanos a cursos de agua y antenas. Es una pauta que se mantiene en el tiempo. Un estudio estadístico podrá en el futuro entregar interesantes resultados acerca del tema tratado.


REFERENCIAS

1. Legión de demonios araña todo el cuerpo a dueña de casa de Macul. La Cuarta (Santiago, Chile) jueves, 15 junio 2006, pg. 2.

2. Vicuña Cifuentes, Julio. Mitos y Supersticiones recogidos de la Tradición oral chilena. (Tercera edición corregida y modificada, 1947, Santiago, Chile) pgs. 122-126

3. Ainzúa, Sergio (Santiago, Chile) 3 marzo 1977. El demonio está al acecho. Pgs. 12-15.

4. Klapp, Wolrad. Poseídos por Satanás. VEA (Santiago, Chile) 28 marzo 1974, pgs. 3-5

5. Muray, Osvaldo. Las Últimas Noticias. Suplemento La Semana (Santiago, Chile) domingo, 28 noviembre 1993, pg. 10.

6. Rosemberg, Tobías. El Alma de la Montaña (Raigal, Buenos Aires, 1953), pg. 44-48; La Razón (Buenos Aires, Argentina) 17 de mayo de 1957;

7. Klapp, Wolrad. VEA Nº 1774 (Santiago, Chile) Poseída por el Demonio. 28 junio 1973, pgs. 12-13

8. La Cuarta (Santiago, Chile) “Duende califa abusa sexualmente de una maestra durante las noches”, 5 octubre 2000, pg. 4

9. La Prensa (Curicó, Chile) Reptil enorme. Sábado, 26 marzo 1914, pg. 4

10. La Tercera de la Hora (Santiago, Chile) El Diablo respira en Conchali y hace salir hasta humito. Domingo, 9 febrero 1969, pg. 9

11. Gatica, Patricio. Las Últimas Noticias (Santiago, Chile) Algunos de los duendes tienen muy mal humor. Viernes, 22 noviembre 1996, pg. 9.

12. Gatica, Patricio. Las Últimas Noticias (Santiago, Chile) “Duendes” tienen alas y feo aspecto. 26 noviembre 1996, pg. 11.

13. Gárgola de color rojo en Santiago. http://www.aforteanosla.com.ar/afla/articulos%20crypto/h%20pajaro%20mj.htm

14. Hombres pájaros sobrevuelan la población “Juanita Aguirre”.
http://www.aforteanosla.com.ar/afla/articulos%20crypto/h%20pajaro%20muray1.htm

15. Sexta Región (Chile): Una Crónica de Matanzas Inexplicadas de Animales.
http://www.aforteanosla.com.ar/afla/articulos%20mias/mias_sexta%20region.htm

16. Ojos Rojos. ¿El Diablo anda suelto en la Sexta Región?
http://www.aforteanosla.com.ar/afla/articulos%20mias/ojos%20rojos%202006.htm

Liliana Núñez O
Julio 2006