INSTALAN TRAMPAS EN MÁFIL

EL DIARIO AUSTRAL (VALDIVIA, CHILE) MIERCOLES, 23 ENERO 2007

Abierto llamado a los vecinos a tener calma y avisar de inmediato, ante la presencia de uno de estos felinos.

Juan Vargas O. /crónica@australvaldivia.cl


Los vecinos de Máfil hacen guardias nocturnas para proteger a sus aves.

UN FELINO TÍMIDO

El puma (o Felis concolor Linneus) está considerado el felino más grande de Chile. Se caracteriza por tener un rango de distribución más amplio que cualquier otro mamífero nativo de América.

En tiempos anteriores a la colonización europea, el puma era un componente habitual de los diversos ecosistemas chilenos. Los aborígenes, si bien lo respetaban, no le temían, porque el puma (pangui o trapial, en mapuche), a pesar de ser un animal de gran fortaleza, es muy tímido, rehuye al hombre y a los perros.

Con el tiempo, la creencia popular de que es un animal dañino para el ganado doméstico motivó una persecución en su contra, con la consiguiente merma en las poblaciones de esta especie existentes en nuestro país.

El puma es un animal solitario, pero en un área ocupada por un macho -que puede abarcar miles de hectáreas- puede establecerse una o más hembras.

Trampas instalará en Máfil el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) para cazar a los que probablemente sean cachorros de pumas, que han atacado a aves y animales e incluso árboles, causando alarma y pánico entre los vecinos de los sectores urbanos Pedro de Valdivia y Las Tracas. El director regional del SAG, Álvaro Alegría, manifestó desde Puerto Montt que la conclusión a la que han llegado, es en atención a las muestras tomadas en el mismo lugar por funcionarios de su servicio, a las aves, animales y cortezas de los árboles.

"Se ha dispuesto instalar trampas para cazar pumas en aquellos lugares denunciados por los vecinos de Máfil y poder atraparlos vivos", señaló. Agregó que el puma es un felino chileno carnívoro y una especie protegida, por lo que aprovechó de hacer un llamado "para que las personas que sospechen sobre una posible presencia de pumas en sus campos o predios, tomen de inmediato contacto con nuestras oficinas del SAG más cercanas a sus residencias, para así coordinar la visita de personal especializado y la instalación de jaulas o trampas para su captura".

MADRUGADA TRANQUILA

Haydee Agüero, una de las vecinas afectadas en calle Pedro de Valdivia, indicó que la madrugada de ayer fue tranquila y que, a diferencia de las anteriores, esta vez no escucharon nada. Esto, porque los "extraños animales" no merodearon sus patios y gallineros. Sin embargo, dijo haberse enterado que otro vecino, Hipólito Escobar, figuraba también en la lista de los damnificados, con 10 aves que encontró muertas en su gallinero.

La vecina agregó que de todas maneras las familias de su sector y Las Tracas realizaron una guardia nocturna, en una verdadera alerta para no ser sorprendidos y defender así sus aves y animales e incluso sus viviendas, porque una de ellas fue atacada, situación que alarmó más a sus moradores.