1
7
4
8

EL CRISTO DEL BUEN VIAJE

DE PAMPATAR

Las primeras noticias de templos edificados en el puerto de Pampatar en el municipio Maneiro del estado Nueva Esparta durante los años iniciales de la época colonial, las tenemos en las Capillas que se levantaron en las Casas Reales y en el Castillo San Carlos de Borromeo.

 
Castillo San Carlos de Borromeo
Bahía de Pampatar

En la población está asentada , asimismo ,una obra arquitectónica sencilla y hermosa donde reposa una de las obras santas más apreciadas por el pueblo neoespartano. Se trata de La Iglesia de Cristo del buen viaje, esta edificación fue construida para 1748 bajo la dirección del Jefe Don Antonio de la Espada, su nombre lo debe a que allí reposa la imagen del Santo Cristo del Buen Viaje, esta es venerada primordialmente por los pescadores, que cada día a su salida en la búsqueda del sustento diario se encomiendan a él.

Este cristo es el protagonista de una leyenda popular de Margarita, es considerado el cristo milagroso. Cada año la fé y creencia en el cristo milagroso, hace que en Pampatar se celebre las Fiestas del Cristo del Buen Viaje, innumerables creyentes cumplen sus promesas, honrando al santo cristo, la imagen sale de la iglesia y es llevada entre música, flores y fuegos artificiales en una hermosa procesión a orillas del mar y es que la creencia dice que esta imagen llego a Pampatar para quedarse y que dios quiso que viajara en el Bergantín Santa Lucía para permanecerse en las orillas de nuestras playas.

Los lugareños narran que la imagen quiso ser transportada en una embarcación rumbo a Santo Domingo, pero la embarcación no pudo zarpar de Pampatar a causa del mal tiempo por lo que sus tripulantes se vieron obligados a dejarla allí, se cuenta que solo para ese momento se pudo iniciar la travesía. Existe incluso un escrito que narra la bitácora de la embarcación donde se detalla que el mar era un azul y tranquilo y el cielo de suave color advertían el mejor de los tiempos para emprender la travesía, una vez dispuestos a emprender el viaje, el cielo ser tornó repentinamente tormentoso, rayos y truenos impidieron la salida, entonces la tripulación revisó la mercancía que llevaban a bordo, solo entonces encontraron el milagro del Santa Lucía, abrieron una caja donde encontraron el ensamble de una cruz de donde pendía la imagen de un cristo con el rostro más compungido que jamás se halla visto, la mirada del cristo impresionó tanto a la tripulación del barco que lo bajaron, solo entonces el tiempo recio menguó y la tranquilidad de nuevo embargó las llanas aguas de Pampatar, se dice desde entonces que el cristo se quiso quedar .Los marinos entendieron que él, se quería quedar en tierras margariteñas para sanar, proteger y ayudar a los pescadores en las duras faenas del mar y llevarlos a puerto seguro cuando fueses azotados por el temporal.

Con el tiempo se construyó la iglesia del Cristo del Buen Viaje, al que se encomiendan todos los neoespartanos al emprender cualquier travesía que los aleje de la isla.
El interior el templo aparte de la imagen del cristo se encuentra además un hermoso óleo que data del siglo XVIII, "El Juicio Final" y la obra "Animas"de Juan Pedro González. Entrar en ese templo regocija el alma y tranquiliza el espíritu, si esta por Margarita no deje de visitar tan hermosa construcción arquitectónica y tan representativo templo católico.

Iglesia de Pampatar

 
Cristo del Buen Viaje

UN NOTABLE HISTORIADOR LOCAL

JESÚS MANUEL SUBERO

Educador. Historiador. Académico. Nació en Pampatar, el 14 de junio de 1922. Es hijo de Jesús Subero y Agueda Narváez de Subero. Casado con Ana Petra Martínez. Hijos: Jesús, difunto, e Iracsis. Hizo la instrucción primaria en las Escuelas “Olmedo”, Pampatar; “Francisco Esteban Gómez”, La Asunción y “Mariño”, Porlamar. Maestro Normalista con varios Cursos de Especialización en Educación Primaria. Se inició como Maestro de grado de la Escuela Olmedo y Director de ésta. Director del Grupo Escolar “Francisco Esteban Gómez”, Supervisor Escolar en Nueva Esparta y Anzoátegui. Director de Extensión Cultural de la Universidad de Oriente, Núcleo de Nueva Esparta. Ha ejercido el periodismo como Corresponsal de Agencias noticiosas y cómo columnista de periódicos de Nueva Esparta y de Caracas. Ha realizado amplia labor cultural en asociaciones de la región. Además de su gran labor educativa se ha dedicado, en tarea de muchos años, en la investigación y divulgación de la Historia de Margarita, lo que le ha valido el reconocimiento general de la colectividad. Es Cronista de Nueva Esparta y de la ciudad de Porlamar, Miembro Correspondiente de las Academias Nacionales de la Lengua y de la Historia. Ha publicado numerosas obras, fruto de su trabajo investigativo, entre las cuales destacan: “Historia Popular de Margarita”, “Cien Años dé historia Margariteña”, “El Libro de La Asunción”, “El Libro de Coche”, “El Valle de San Juan”, “Porlamar, Glosa para una ciudad marinera”, “Matasiete, montaña de la gloria”, “Contribución a la Historia del Periodismo Margariteño”, “Bibliografía Margariteña”, “Cronología del Estado Nueva Esparta”. Se le han otorgado varios Diplomas, Medallas y Placas. Es “Hijo ilustre del Distrito Maneiro”. Su nombre lo llevan la Escuela de Puerto Moreno y una calle de Pampatar.
A las cinco y media de la madrugada del 21 Julio del 2001 fallece el Maestro Jesús Manuel Subero, a la edad de 79 años. Sus restos descansan en el cementerio de Pampatar.

El eterno cronista margariteño afirmaba que tiempos de la colonia, un buque con destino a la actual República Dominicana fue averiado por una tormenta en las cercanías de Margarita lo cual lo obligo a parar en la Bahía de Pampatar; allí se hicieron las reparaciones necesarias, pero cada vez que se intentaban continuar el viaje, las apacibles aguas de la bahía se picaban inexplicablemente; varias veces ocurrió lo mismo, hasta que finalmente, los tripulantes del barco se acordaron del Cristo que llevaban y lo bajaron al puerto, pues entendieron que él, se quería quedar en tierras margariteñas para sanar, proteger y ayudar a los pescadores en las duras faenas del mar y llevarlos a puerto seguro cuando fueses azotados por el temporal.

Por lo cual la tradición oral fue sustentada en documentación fehaciente para avalar la existencia de una historia si no milagrosa ,al menos real.

Plaza Gómez en Pampatar , 14 de Setiembre de 1930

Crédito Raúl Graterol : www.viejasfotosactuales.org


En la actualidad el culto al Cristo de Pampatar es una de la mas fuertes tradiciones orientales. Muestra de ello se observa en la primera semana de mayo cuando los pescadores de la región le celebran las fiesta a El Viejo, a quien le rinden tributo de agradecimiento entregándole "su parte", es decir el dinero que le toca de las ganancias por ser un hombre mas en el peñero.

© Copyright 2006 Fabio Picasso - Todos los derechos reservados

SIGUIENTE